Se ven y suenan casi igual, pero el resultado es totalmente distinto, pues dicen lo contrario uno del otro, es importante que una persona tenga muy clara que busca del procedimiento, si va a eliminar las bolsas de grasas no deseadas o solo quiere asegurar que el contorno -curva- del cuerpo perdure.

La liposucción puede ser el procedimiento de eliminación de grasa con el que la mayoría de las personas se identifican cuando piensan en eliminar -succionar- la grasa del cuerpo, pero el término «lipoescultura» ha sido popular en la cirugía plástica durante varios años. Es un término que ha existido durante 2-3 años. En general, suelen confundirse por la similitud de su procedimiento, aunque tiene unas diferencias bien claras, que sobre todo se ve en el resultado como se explicó previamente.

Ahora bien, la lipoescultura es otra intervención -quirúrgica -que permite extraer los depósitos de grasa, pero se diferencia es que no solo la extrae o elimina la misma, sino que moldea la zona que está tratando obteniendo una silueta con más contorno, lo cual aporta una proporción más armónica al cuerpo. Por lo tanto, no se puede decir que es lo mismo.

¿Cuánto tiempo tarda en verse los resultados de una lipoescultura?

Los resultados iniciales se verán inmediatamente después de la intervención.  Dependiendo de la succión, observara un contorno corporal notablemente agradable, ya que es lo que se busca, mejorar la imagen, sin embargo, no debe esperar que altere de forma drástica el peso o el aspecto general.

Esos mismos resultados le pueden parecer pequeños, y es normal, ya que la inflamación y hematomas se suman al tiempo de la recuperación para ver el resultado final o deseado.  La mayoría de los médicos piden al paciente que inmediatamente comiencen a utilizar una «faja especial» para contribuir al éxito de la recuperación.

Los resultados óptimos se pueden ver aproximadamente tres meses hasta que la inflamación de disminuya y hasta seis meses para que la piel se tense con la ayuda de tal faja. Ahora bien, respecto a las cicatrices, no hay de qué preocuparse, ya que las nuevas técnicas que se aplican son poco invasivas y se suelen ocultar en partes del cuerpo que no se notarían.

¿Cuál es la duración de los resultados de una lipoescultura?

Es una pregunta muy común antes de tomar la decisión de someterse al procedimiento. Sin embargo, muchos han tenido la suposición que cualquier grasa que se haya eliminado se ha ido para siempre, pero hay que tomar en cuenta que la grasa suele cambiar y se redistribuye, especialmente si no mantiene o mejora ciertos hábitos alimenticios como físicos por medio de los ejercicios.

Entonces, al cuidar su salud, puede efectivamente ver que sus resultados van a durar toda la vida, pero no puede pensar que este procedimiento es un sustituto del ejercicio, si cree que es así, el resultado será por menos tiempo del que considera.

De todo esto se desprende que, el cuerpo tiene solo una cierta cantidad de células de grasas, y se hacen más grandes o más pequeñas a medida que ganamos o perdemos peso, respectivamente. El número y la distribución de nuestras células se establecen incluso antes de que lleguemos a la edad adulta.

Cuando se eliminan esos cúmulos -depósitos- de grasa por medio de este tipo de intervención, van a desaparecer de manera efectiva del cuerpo, de esta manera se mejora la silueta e, idealmente, las áreas que fueron intervenidas se ven proporcionales al resto del cuerpo.

Sin embargo, siempre quedarán algunas que otras células en ciertas áreas. Por lo tanto, si hay un aumento de peso posterior, tales células van a crecer aún más. Si hay un aumento de «peso excesivo» se van acumulando regresando al estado en que estaban.

En resumen, si bien puede mejorar las proporciones de su cuerpo, la lipoescultura no es un método eficaz para perder peso y, desde luego, no garantiza un estilo de vida de todo lo que pueda comer. En todo caso, aumentar de peso puede ser más problemático dado que hace que ciertas partes del cuerpo se vean más grandes que nunca.

¿Cómo hacer que los resultados duren?

La respuesta es muy simple, solo deben hacer ejercicios. Según las estadísticas, mujeres que moldearon su figura por este procedimiento y que comenzaron nuevas rutinas han mantenido la forma por más tiempo de aquellas que no le prestaron algún tipo de interés.

Las mujeres que fueron totalmente inactivas que se sometieron al procedimiento, recuperaron la grasa meses después de la recuperación, y tal aumento no estuvo asociada con la grasa subcutánea -debajo de la superficie de la piel- sino más bien con la grasa visceral, aquella que se encuentra en la zona del abdomen.

Deja un comentario