liposuccion dolor recuperacion

¿Es dolorosa la liposucción? Complicaciones, efectos secundarios, recuperación y resultados

¿Es dolorosa la liposucción?

La liposucción es un procedimiento invasivo, por lo que se deduce que podría haber algo de dolor, pero siempre se administran sedantes a los pacientes para controlar las molestias.

Algunos médicos sugieren que la cantidad de dolor es proporcional a la cantidad de grasa extraída, y que los primeros dos a cuatro días de recuperación son los peores en términos de molestias. Para controlar esta molestia, generalmente se prescriben medicamentos después de la liposucción.

¿Cómo se siente la liposucción?

Si está bajo anestesia general, no sentirá nada durante el procedimiento. La liposucción también se puede realizar utilizando medicamentos sedantes para inducir un estado de sedación consciente. Aunque es similar a la anestesia general, esta anestesia crepuscular deja a los pacientes conscientes, pero relajados e incapaces de formar nuevos recuerdos. Si le dan sedación intravenosa, es probable que sienta alguna molestia, por lo general una sensación de ardor.

El dolor experimentado durante la fase de recuperación también se ha comparado con un dolor muscular severo y puede variar de un día para otro.

¿Cuáles son las complicaciones potenciales?

Las complicaciones del procedimiento pueden ser causadas por varios factores, entre ellos: liposucción excesiva en una sesión, reacciones negativas a los fluidos inyectados, los peligros inherentes a la anestesia general, o heridas punzantes en los órganos causadas por equipos quirúrgicos.

La liposucción que involucra láser y ultrasonido también puede resultar en quemaduras, aunque se considera que el procedimiento es muy seguro cuando lo realiza un profesional certificado y experimentado. Como con cualquier cirugía, pueden surgir complicaciones durante el proceso de curación, especialmente si no se siguen las instrucciones postoperatorias.

Las posibles complicaciones posquirúrgicas incluyen:

Infección – Cualquier procedimiento invasivo conlleva un riesgo de infección. Esto debe ser manejable siempre y cuando se eduque sobre los síntomas de la infección y busque tratamiento inmediatamente en caso de que encuentre alguno.
Lesión nerviosa – En casos raros, los pacientes pueden experimentar un trauma nervioso que resulta en un dolor persistente por quemazón en áreas específicas. Para los pacientes que se encuentran en esta situación, existen recursos disponibles para ayudar a controlar y reducir este dolor.
Irregularidades de la piel – Algunas irregularidades de la piel son un efecto secundario natural y parte del proceso de curación. Sin embargo, a veces estas irregularidades pueden llegar a ser permanentes. Esto generalmente sucede cuando la grasa se elimina de manera irregular o si la elasticidad de la piel del paciente es inusualmente pobre.
Úlceras cutáneas – Estas úlceras dolorosas y antiestéticas se encuentran en la superficie de la piel. Si nota que se desarrollan úlceras después de la liposucción, consulte a su médico inmediatamente.
Necrosis de la piel – Esto sucede cuando la piel se infecta y muere.
Embolia de grasa – La grasa se afloja durante el procedimiento, lo que facilita su eliminación. Algunas veces, un pedazo de grasa puede escapar y alojarse en un vaso sanguíneo. Los coágulos como este son muy peligrosos y requieren atención médica inmediata.
Coágulos sanguíneos – La inactividad durante y después de cualquier cirugía puede ponerlo en mayor riesgo de desarrollar trombosis venosa profunda (TVP), que puede ser fatal.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la liposucción?

Aunque las complicaciones son raras, los efectos secundarios son bastante comunes. Si usted nota cualquiera de lo siguiente después de su procedimiento, no se preocupe. Son de esperar y se desvanecerán con el tiempo.

Hinchazón – El líquido del procedimiento tarda en drenar, por lo que puede pasar una semana antes de que la hinchazón en el sitio de la incisión disminuya. Un poco de hinchazón es una parte normal del proceso de curación.
Entumecimiento – Los pacientes pueden experimentar un entumecimiento temporal alrededor del sitio de la incisión.
Irregularidades de la piel – Las bolsas o ondulaciones de la piel pueden ocurrir al principio del proceso de curación. Sin embargo, estas irregularidades deberían desaparecer a medida que se manifiesten los resultados finales.
Moretones – A medida que la piel sana, puede haber algunos moretones significativos y sensibles cerca del sitio de la incisión.
Sensación de ardor – En algunos casos, un dolor de nervio ardiente puede ocurrir en las semanas posteriores a la liposucción.

¿Qué puedo hacer para ayudar a prevenir complicaciones?

Muchas de las complicaciones y efectos secundarios mencionados aquí están fuera de su control. Por ejemplo, el daño a los nervios ocurre durante la cirugía y no se corregirá después de la operación. Para reducir las posibilidades de complicaciones, es importante elegir siempre a un profesional médico certificado cuando se someta a una liposucción.

Muchos efectos secundarios son simplemente parte del proceso de curación y no se pueden prevenir. Sin embargo, todavía hay algunas cosas que usted puede hacer para limitar ciertos efectos secundarios y protegerse contra complicaciones potenciales.

Levántese y muévase – La simple actividad de caminar puede prevenir coágulos de sangre, pero no vaya al gimnasio todavía. Asegúrese de que sus movimientos estén de acuerdo con las pautas postoperatorias de su médico.
Coma bien – La liposucción puede ser un procedimiento doloroso, por lo que es posible que se requieran medicamentos para el dolor. Como estos medicamentos a menudo causan estreñimiento, asegúrese de que su dieta incluya suficiente fibra. No use laxantes sin consultar a su médico.
Use prendas de compresión – Mantenga el sitio de acuerdo con las instrucciones de su médico. El uso de prendas de compresión elásticas ayudará con la hinchazón y el dolor.
Tome los analgésicos como se le han recetado – Su médico se los ha recetado por alguna razón. Manténgase al tanto de su dolor. Si usted decide usar analgésicos de venta libre, evite la aspirina (ibuprofeno) ya que es un anticoagulante y podría exacerbar el sangrado. En los raros casos en los que el dolor nervioso persiste después de varias semanas de recuperación, se pueden prescribir medicamentos adicionales, como Lyrica o neurontin para aliviar el dolor.
Siga las instrucciones de limpieza postoperatorias – Para prevenir infecciones, cambie sus vendas elásticas y limpie completamente el lugar de acuerdo con las instrucciones de su médico.
Esté atento a la infección – Infórmese sobre los signos de infección, que incluyen: pus, mal olor y calor proveniente del sitio de la incisión. Las inflamaciones y la fiebre deben ser traídas a la atención de su médico.

¿Qué son las prendas de compresión?

Piensa en una faja elástica. La faja de compresión, o venda de compresión, debe usarse de inmediato para reducir el sangrado posquirúrgico en el área tratada y debe continuar usándose a medida que el cuerpo sana para reducir la inflamación y el dolor.

Las prendas de compresión se ajustan a la forma y no son visibles debajo de la ropa. Es importante elegir una prenda de compresión que sea cómoda y que no esté demasiado apretada.

El uso de una prenda de compresión o vendajes dependerá de la ubicación y el tamaño de la zona tratada.

¿Cuánto tiempo se tarda en recuperarse?

La buena noticia es que la liposucción es un procedimiento ambulatorio, por lo que podrá irse a casa el mismo día. En cuanto a la rapidez con la que te recuperarás, es una pregunta difícil. Muchos médicos recomiendan descansar en casa durante aproximadamente una semana antes de reanudar las actividades normales o regresar al trabajo.

Sin embargo, algunos pacientes informan que regresan a sus trabajos después de sólo unos pocos días. Su disposición para reanudar el trabajo puede depender de la cantidad de grasa eliminada. Como la recuperación es única para cada paciente, use el sentido común y no se esfuerce demasiado.

Independientemente de cuándo regrese al trabajo, la inflamación y los moretones pueden durar semanas después del procedimiento.

La mayoría de los pacientes deben usar una faja de compresión hasta seis semanas después de la cirugía. Es posible que los resultados finales del procedimiento no se obtengan por completo durante tres a seis meses. Espere que pase un tiempo antes de que se sienta como usted mismo de nuevo.

En general, la recuperación se verá afectada por la extensión del procedimiento, su estado general de salud y el grado de cumplimiento de las instrucciones del cirujano estético.

Enlaces de interés:
Pon a punto tu piel antes de las vacaciones de verano
Implantes mamarios de solución salina frente a los de silicona: Ventajas, desventajas, seguridad
Mamas tuberosas, la clave está en la detección
¿Cuál es la mejor época para una cirugía facial?
Otoño e invierno: las mejores estaciones para la cirugía plástica

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *