Cuando se realiza un aumento de senos, el resultado es típicamente senos más voluminosos que crean una armonía más sexy y juvenil entre todas las características naturales de su cuerpo. Entre el comienzo y el final del aumento de senos se encuentra la etapa de recuperación, uno de los aspectos más importantes de todo el proceso.

Cuando hablamos con las pacientes en nuestra consulta sobre la recuperación del aumento de senos, a menudo nos preguntan, «¿Dolerá?» Debido a que cada paciente experimenta un proceso de curación y recuperación diferente, no hay una respuesta única a la pregunta. En general, sí, usted experimentará algunas molestias después de casi cualquier procedimiento quirúrgico. La gran noticia es que los cirujanos plásticos tienen décadas y décadas de experiencia en el manejo específico del dolor después de los aumentos de senos, y es ahí donde nos gusta enfocar la discusión cuando se nos pregunta si un aumento de senos es doloroso.

La línea de tiempo de recuperación para un aumento de senos

El período de recuperación promedio para la mayoría de los pacientes de aumento de senos suele durar entre 6 y 8 semanas. En las horas inmediatas después de la cirugía, es probable que esté aturdida y necesitará que alguien la lleve y se asegure de que llegue a casa sana y salva.

En los primeros días después de la cirugía, su cirujano determinará el mejor enfoque para tratar el dolor y las molestias residuales. El dolor que experimentará debe ser muy manejable. Es probable que tenga algo de hinchazón e inflamación cerca de los lugares de la incisión, y usará una envoltura para apoyar sus senos. Es probable que su médico utilice narcóticos para controlar el dolor. También puede usar bombas para el dolor -un dispositivo que gotea lentamente medicamentos para el dolor en un área específica- o inyecciones directas de medicamentos para el dolor.

Después de aproximadamente una semana, el médico dejará de usar narcóticos y puede recomendar medicamentos de venta libre, como el Tylenol, para aliviar cualquier malestar persistente. Durante este período, con la aprobación del cirujano, puede intentar hacer pequeñas caminatas para aumentar la producción de endorfinas en su cuerpo, que son sus analgésicos naturales que también ayudan mucho en el proceso de curación.

Después de unas pocas semanas, debería ser capaz de reanudar gradualmente las actividades no agotadoras. La mayoría de las personas que tienen trabajos que no son demasiado exigentes físicamente empiezan a pensar en volver a trabajar unas semanas después de su cirugía de aumento de senos. Aún tendrá que tomarse las cosas con calma con actividades como correr, levantar objetos pesados y otros tipos de ejercicio hasta aproximadamente la marca de las 6-8 semanas.

Por qué es bueno sentir algo de dolor después de la cirugía

Los médicos no pueden hacer que la cirugía sea una experiencia totalmente indolora cuando se trata de incisiones, pero eso no es necesariamente malo. Cuando tu cuerpo siente dolor, hace que empiece a fabricar y a liberar un montón de hormonas y algunas sustancias químicas llamadas neurotransmisores.

Estas hormonas y neurotransmisores son esenciales para el proceso natural de curación de tu cuerpo. Muchos son cruciales para la reconstrucción de un tejido nuevo y más saludable después de la cirugía. Aunque los cirujanos plásticos no pueden eliminar completamente el dolor y la incomodidad de la experiencia de un aumento de senos, podemos ayudarla a manejarlo de manera segura y tan cómoda como sea posible.

Abrir chat