Estos son los retoques estéticos más demandados por los hombres

Cada vez son más los hombres que se animan a someterse a un tratamiento estético. Esto se debe a que cada vez cuidan más su imagen y apariencia. En este sentido, una de las principales preocupaciones de los hombres son las ojeras.  La corrección de dichas ojeras se basa en el relleno del surco que se va formando por diversos factores, como la genética, la alimentación, las horas de sueño, el cansancio y la falta de cuidados de la zona. Por otro lado, hay hombres que tienen otro objetivo claro: la marcación del arco mandibular. En otras palabras, consiste en realzar la masculinización facial remarcando, gracias al relleno de ácido hialurónico, la mandíbula. El objetivo es aportar al rostro esa forma triangular tan masculina. El bótox se infiltra en el músculo para producir una parálisis temporal y controlada que impide que este se mueva evitando así la formación de la arruga También los hombres se preocupan por las arrugas. Y es que, aunque parezca que no y exista esa creencia de que »las arrugas en los hombres son sexys», ellos no están tan de acuerdo.  Por eso, otro de los tratamientos que requieren es la eliminación de dichas arrugas. Para ello, el bótox se infiltra en el músculo para producir una parálisis temporal y controlada que impide que este se mueva evitando así la formación de la arruga. Una vez realizado el tratamiento con bótox, la arruga no puede formarse y, por lo tanto, prevenimos que pueda acentuarse. Finalmente, otra de las preocupaciones que tienen los hombres que acuden a tratarse es la nariz.  Los tabiques pronunciados o las deformidades en la punta son muy fáciles de corregir gracias a la rinomodelación, de nuevo, con ácido hialurónico. Debido a los excelentes resultados que ofrece este tratamiento, la ausencia de efectos secundarios y al bajo coste que tiene en comparación con una rinoplastia quirúrgica, cada vez más hombres y, por supuesto, mujeres, se animan a realizarse este tratamiento que aporta simetría y armonía al rostro.

Enlaces de interés:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *