Lifting facial sin cirugía, la opción ideal para rejuvenecer tu rostro

Un lifting facial no quirúrgico, que tan de moda está en la actualidad, es una combinación de procedimientos mínimamente invasivos, diseñados para rejuvenecer la apariencia. En comparación con un lifting facial quirúrgico, esta técnica no requiere grandes incisiones, anestesia general ni hospitalización. En este sentido, este tipo de lifting se adapta a las necesidades específicas de cada individuo. Se dispone de una variedad de técnicas no invasivas, que abarcan desde líneas finas, pliegues profundos, piel relajada, mejillas hundidas, poros grandes, cicatrices de acné y pérdida de volumen facial.

Pero, ¿cuáles son los componentes que forman parte de un lifting no quirúrgico? Un lifting facial no quirúrgico, que tan de moda está en la actualidad, es una combinación de procedimientos mínimamente invasivos, diseñados para rejuvenecer la apariencia Según la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos, por un lado están los rellenos dérmicos, que son una pieza angular en los estiramientos faciales. Estos inyectables de gel suave restauran el volumen de las mejillas, la zona de la sien, los labios y la zona de las ojeras. Colocados a lo largo de los pliegues nasolabiales o líneas de marioneta, los rellenos pueden crear definición y suavizar los tejidos para una apariencia sin arrugas. Por otro lado está el bótox, una pieza clave en la medicina estética. Y es que, usado a menudo para alisar arrugas de la frente, líneas de expresión y patas de gallo, el bótox funciona en cualquier arruga dinámica. También están las inyecciones de grasa, que son un procedimiento invasivo que utiliza el tejido graso extraído a través de la liposucción en un área diferente del cuerpo. Estas células de grasa se limpian y procesan, y después se inyectan en la cara para mejorar el volumen facial. Y finalmente, los tratamientos sin agujas. Por ejemplo, las exfoliaciones químicas modernas son una técnica confiable y no invasiva que reduce los poros grandes y mejora la calidad general de la piel. La dermoabrasión y la microdermabrasión también son una buena idea, ya que resurgen y exfolian la piel, eliminando el tejido seco y dañado.

Enlaces de interés:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *