Primavera, época estrella de la cirugía estética

La primavera la sangre altera, eso es un hecho; tal vez sea por eso que el 60% de las consultas de cirugía estética de nuestro país se producen en esta época del año. Es en este periodo cuando los post-operatorios pueden completarse adecuadamente antes de la llegada del calor. »Aunque cada intervención tiene unas indicaciones de post-operatorio diferentes, en general, es preferible evitar la exposición solar después de una cirugía para una correcta cicatrización. Así pues, es en verano cuando nuestro cuerpo está más expuesto debido a las altas temperaturas, por eso, la mayor parte de las operaciones y retoques estéticos se producen en primavera. »Es frecuente que, ante la llegada del verano, los pacientes acudan a consulta preocupados por su físico. Tener unos meses parar recuperase tranquilamente y para que las cicatrices no queden expuestas al sol hace que la mayoría se decante por este época del año para mejorar su aspecto», señala el doctor. En este sentido, se recomienda una serie de intervenciones como el aumento mamario o la liposucción durante estos meses. En lo que se refiere al aumento de pecho, esta cirugía permite mejorar el tamaño, la forma del pecho y corregir una asimetría entre ambas mamas. Aunque el método de implantación, la posición y tipo de prótesis dependerá de las preferencias del paciente, de su anatomía y de la recomendación del cirujano. La intervención, que se realiza bajo anestesia general, tiene una duración aproximada de dos horas y se puede realizar de forma ambulatoria o con ingreso de 24 horas, dependiendo del caso. Durante el post-operatorio la paciente se notará cansada durante unos días y se recomienda un reposo relativo.  Es conveniente evitar realizar esfuerzos físicos y seguir las indicaciones del cirujano. Lo normal es poder hacer una vida totalmente normal pasado un mes de la intervención. La paciente podría experimentar un escozor en los pezones que suele calmarse en unos días. Se recomendarán drenajes linfáticos para disminuir la inflamación, que puede tardar hasta dos meses en remitir por completo. El 60% de las consultas de cirugía estética de nuestro país se producen en esta época del año En el caso de la liposucción, la acumulación de grasa, en localizaciones concretas o de forma generalizada hace perder al cuerpo la armonía de su contorno. En algunos casos viene determinada por factores genéticos o ambientales.  La distribución grasa varía en función del sexo: en los varones se localiza generalmente en la zona abdominal y en las mujeres tiene mayor tendencia a localizarse en las caderas o muslos. Con esta técnica remodelados la silueta y se consigue una piel firme y elástica. En ocasiones, si es mucho volumen hay que realizarla en varios procedimientos. Los puntos se retiran a la semana aunque las molestias y equimosis (moratones) pueden persistir durante 2-3 semanas. La incorporación a la vida laboral puede realizarse 48-72 horas post-intervención. Tras la operación, el paciente precisa llevar una prenda de presoterapia o faja durante un mes y se recomienda la realización de drenajes linfáticos. Por otro lado, el doctor recomienda la abdominoplastia para estas fechas. Esta intervención consiste en la resección de un segmento de piel y grasa abdominal, a la vez que se restaura la musculatura de la pared del abdomen, de forma autóloga o con mallas de distintos materiales. La estancia hospitalaria en este caso se estima de 1-2 días y posteriormente el paciente precisa llevar una faja durante un mes. Debe de realizar reposo relativo de 5-7 días, pudiendo incorporarse a la vida laboral en aproximadamente 10 días. 

Enlaces de interés:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *