¿Qué debes saber sobre los implantes mamarios?

Los implantes mamarios están destinados para aumentar el tamaño del los senos, para su reconstrucción después de haber sufrido un cáncer de pecho, o para corregir defectos del desarrollo. Sin embargo, existe una amplia variedad de implantes y aspectos fundamentales que debemos conocer antes de someternos a una intervención de este tipo. Por ello, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU, nos da algunos consejos a la hora de considerar los implantes mamarios.

1. Los implantes mamarios no son dispositivos de por vida. Mientras más tiempo los tengas, mayores serán las probabilidades de que desarrollen complicaciones y tengas que volver a recurrir a la cirugía. La vida de los implantes mamarios varía según la persona y es un aspecto que no se puede predecir, lo que significa que todas las personas con implantes se enfrentarán a cirugías adicionales, pero nadie les puede decir cuándo.

2. Revisa el etiquetado del producto. La Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU recomienda que las personas consulten el »resumen de seguridad y eficacia de los datos» de cada implante para conocer sus características y los rellenos utilizados. Estos resúmenes proporcionan información sobre las indicaciones de uso, riesgos, advertencias, precauciones y estudios asociados con la aprobación del dispositivo por parte de la Administración. También brindan información sobre la frecuencia de complicaciones graves, que son aquellas que conducen a más cirugías, como rupturas o contractura capsular.

3. Habla con tu cirujano. Los cirujanos deben evaluar la forma, el tamaño, la textura de la superficie y la colocación del implante y el sitio de la incisión para cada persona. Hazle preguntas sobre su experiencia en la cirugía de implantes mamarios, el procedimiento quirúrgico y las formas en que el implante podría afectar tu vida. Además, cuéntale tu experiencia sobre otras cirugías y la respuesta que dio tu cuerpo a ellas. Esto permite al cirujano tomar decisiones operativas que logren la apariencia deseada, incluidas las decisiones sobre la ubicación y el tamaño de la incisión, así como el tamaño, el material y la colocación del implante.

4. Sé consciente de los riesgos a largo plazo. Las personas que tienen implantes mamarios pueden tener un mayor riesgo de desarrollar un linfoma anaplásico de células grandes en el líquido o el tejido cicatricial que rodea el implante. Aunque algunas mujeres con implantes pueden haber experimentado problemas de salud como enfermedades del tejido conectivo (como lupus y artritis reumatoide), problemas para amamantar o problemas reproductivos, la evidencia actual no respalda una asociación entre los implantes mamarios y estas afecciones.

5. Sigue las instrucciones. Es importante seguir todas las instrucciones de tu médico sobre cómo controlar los implantes mamarios. Si notas signos o síntomas inusuales, debes informar estos cambios rápidamente a tu médico. Además, realizarte mamografías con frecuencia para detectar cualquier tipo de cáncer a tiempo.

Enlaces de interés:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *