El colágeno es una proteína abundante en la piel humana, su función es mantener las células elásticas y unidas. En promedio, después de 30 años, la producción de colágeno comienza a disminuir y se notan los primeros signos de envejecimiento.

Así, con la disminución de la concentración de componentes, es posible comenzar a notar arrugas y líneas de expresión, flacidez y empeoramiento en la apariencia de la piel. Para tratar este cambio, es posible utilizar una técnica quirúrgica llamada estiramiento facial, también llamada o ritidectomía.

En inglés, «lift» significa «levantar». En otras palabras, con el procedimiento es posible «levantar» el área a ser tratada y rejuvenecer el rostro, así como reducir la piel restante.

¿Quiere saber más sobre el lifting facial; ritidectomía o estiramiento facial? En este artículo explicaremos cómo se realiza la cirugía, para quién está indicada, cómo es el postoperatorio, además de otras informaciones importantes.

¿Para quién está indicado el lifting facial?

La cara es nuestra «tarjeta de presentación», una de las primeras cosas que la gente observa cuando nos conoce. De esta manera, es muy natural sentirse molesto o con baja autoestima cuando el rostro adquiere una apariencia de cansancio y envejecimiento.

Por lo tanto, concluimos que el cuidado de su apariencia es un paso importante para asegurar el bienestar. Después de todo, las personas que se sienten satisfechas con lo que ven en el espejo tienen una postura más segura y se sienten felices, ¿verdad?

Invertir en tratamientos de belleza, como el lifting, es bueno no sólo para la salud del cuerpo, sino también para la salud de la mente, contribuyendo al aumento de la calidad de vida. Este procedimiento quirúrgico tiene como objetivo atenuar los signos causados por el envejecimiento, así como corregir los daños causados por el tiempo en la piel de la cara y el cuello.

Es posible suavizar las arrugas y las marcas de expresión facial, mejorar el aspecto de la flacidez y también rejuvenecer la zona de los ojos, la mandíbula y el cuello, que con el paso de los años sufren mucho del exceso de piel. El proceso natural de envejecimiento ocurre en todas las personas, pero puede acelerarse en algunos casos, como en los individuos que están demasiado expuestos a la luz del sol, los fumadores y los que tienen factores hereditarios para ello.

El lifting o ritidectomía está indicado para aquellas personas que se ajustan a las características anteriores y quieren devolver a la cara una apariencia más joven. Sin embargo, es importante destacar que el procedimiento no tiene como objetivo una imagen perfecta o una apariencia juvenil, sino que es capaz de disminuir las características del envejecimiento, como la flacidez y las arrugas.

¿Qué es la ritidectomía y cómo se realiza?

El rostro puede dividirse en tres áreas: la primera comienza en la raíz del cuero cabelludo y baja hasta las cejas; la segunda comprende el área entre las cejas y la base de la nariz; y la tercera se extiende desde el extremo de la nariz hasta el mentón. La intervención quirúrgica es necesaria cuando hay una:

  • Flaccidez en el primer tercio del rostro: el procedimiento es capaz de suavizar las arrugas de la frente y las que se forman en el entrecejo, además de reducir la caída de los supercilios.
  • Flacidez en el segundo tercio del rostro: el procedimiento suaviza los pliegues de las mejillas, en la región debajo de los párpados y en el surco nasolabial (que también se conoce como «bigote chino»);
  • Flacidez en el tercer tercio de la cara: el procedimiento rejuvenece la región del cuello, eliminando el exceso de piel y mejorando el contorno de la mandíbula. También es capaz de eliminar o reducir la papada, entre otros factores.

El estiramiento facial puede ser realizado a través de diferentes técnicas, lo cual depende de las características faciales del paciente, de la preferencia del cirujano y también de la región a ser tratada. En general, las incisiones (o cortes) se harán en el cuero cabelludo, el contorno antes de las orejas y el mentón. El cirujano plástico planifica cuidadosamente los lugares donde se harán los cortes, priorizando regiones de pliegues o de difícil visualización por otras personas.

Luego, el doctor le quita la piel y los músculos. Los músculos faciales se reposicionan para que puedan asegurar el soporte y el volumen adecuado para la piel y la grasa. Así, es posible crear volumen en áreas que han perdido su tonicidad a lo largo de los años, como los pómulos, que son responsables de una apariencia juvenil. La piel se reposiciona para reducir los surcos y las líneas de expresión, y se eliminan los excesos.

En algunos casos, el profesional puede indicar otros procedimientos para un mejor efecto rejuvenecedor. La liposucción, por ejemplo, puede realizarse en la papada. La blefaroplastia o cirugía de párpados también puede ser indicada para remover el exceso de piel de esta delicada región, mejorando el aspecto de cansancio y envejecimiento.

¿Cómo es el período postoperatorio?

Después de la cirugía, es necesario un tiempo de descanso, que dura en promedio 10 días. Es natural que el paciente sienta dolor y sufra con la hinchazón, que puede prolongarse durante unas 2 semanas. Durante este tiempo se prescribirán medicamentos para controlar el dolor. También es común sentir hormigueo o entumecimiento en la cara durante el período de recuperación.

El cirujano plástico le dará pautas importantes que deberá seguir. Entre ellos están evitar la exposición al sol por cerca de 3 meses, evitar la coloración y los procesos químicos en el cuero cabelludo por lo menos durante 1 mes y sólo usar maquillaje y otros productos en la cara después del décimo día después de la cirugía.

Los resultados empiezan a ser visibles aproximadamente 1 mes después del estiramiento facial. La técnica promoverá un lifting de toda la cara, pero principalmente de las mejillas, cejas, mandíbula y cuello. Como la ritidoplastia actúa en las áreas responsables por la percepción de la juventud, el paciente tendrá la sensación de rejuvenecimiento.

¿Qué se debe considerar antes de realizar la ritidectomía?

Es importante destacar que este procedimiento quirúrgico es extremadamente delicado y requiere de un profesional muy experimentado en el área. Después de todo, es esencial que la ritidectomía se realice sin estirar la piel, ya que esta característica da a la cara un aspecto artificial, dejando claro que se ha realizado una intervención quirúrgica.

Por último, también es esencial decir que los beneficios del estiramiento facial no se mantienen de por vida, ya que el cuerpo humano envejece constantemente.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?