Junto al aumento de senos, la rinoplastia sigue siendo una de las intervenciones quirúrgicas más demandadas, pero también de las más temidas. Por esta razón, se quiere dar a conocer la rinoplastia por ultrasonidos, una cirugía con menos hematomas, menos inflamación, y con una recuperación más rápida y cómoda. Pero, ¿cómo es la rinoplastia ultrasónica? La ventaja fundamental de esta técnica radica en la manera de trabajar el hueso nasal. El dispositivo de ultrasonidos hace un limado mucho menos traumático y más preciso, incluso se puede realizar un pulido milimétrico. Además, en la gran mayoría de las rinoplastias convencionales es necesaria una pequeña fractura de los huesos nasales, pero con los ultrasonidos esta fractura es totalmente precisa. Se respetan los tejidos circundantes y eso se traduce en menos moretones y menor inflamación y, por lo tanto, en una recuperación más rápida. A su vez, el único corte visible que se realiza es milimétrico en la zona de la columela (la que se encuentra entre los dos orificios nasales) pero, pasados dos o tres meses, es prácticamente imperceptible. El resto de tejidos se respetan y la intervención no deja visible ninguna otra marca. En cuanto al postoperatorio, se coloca una férula nasal que hay que llevar puesta durante una semana aproximadamente. Apenas hay dolor y puede aparecer algún hematoma alrededor de los ojos, pero en mucha menor medida que en una rinoplastia clásica y a la semana suelen estar resueltos, cuando se retira la férula nasal. Por otra parte, a partir de los 7-9 días que se retira la férula nasal el paciente puede retomar una vida habitual sin grandes esfuerzos. Para realizar deporte intenso o esfuerzos físicos hay que esperar cuatro semanas. Y mejor no ponerse gafas durante el primer mes. En general, con la rinoplastia ultrasónica vamos a tener menos inflamación y menos hematomas y, por lo tanto, una vuelta más rápida a la vida laboral. En ambos casos los tiempos de recuperación son similares, ya que la nariz tardará unos meses en alcanzar su forma definitiva final, pero el proceso de recuperación es muy dependiente del tipo de trabajo que se haya realizado en la nariz e incluso del tipo de piel que tenga nuestro paciente. Por ejemplo, pieles más gruesas tardarán más en desinflamarse completamente que pieles más finas.

Enlaces de interés:
¿Cuáles son las claves para elegir un buen cirujano plástico?
Estos son los retoques estéticos más demandados por los hombres
Este es el tratamiento estético ideal para ti según tu edad
Todo lo que debes saber sobre los implantes mamarios
¿Cuáles son los tratamientos médico-estéticos (sin cirugía) más demandados?

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?