RINOPLASTIA

Logra el mejor perfil en armonía con tu rostro

La rinoplastia es una técnica quirúrgica que permite aumentar o reducir el tamaño de la nariz o de los orificios nasales, cambiar la configuración (forma del puente o de la punta) o el ángulo comprendido entre la nariz y el labio superior.

Este tipo de cirugía, que se utiliza también para corregir defectos de nacimiento o causados por un accidente, también subsana problemas de respiración nasal.

40% OFF

No pierdas esta oportunidad

llamada

¿qué es la rinoplastia?

Es una cirugía realizada en la zona de la nariz con el objetivo de corregir cualquier tipo de imperfección o defecto en esta zona. Este tipo de cirugía permite corregir de forma permanente cualquier zona nasal, como la punta de la nariz.

La intervención, que generalmente se realiza bajo anestesia general o anestesia local y sedación, remodela los cartílagos y/o los huesos que conforman la nariz.

En aquellos casos en los que exista, además de una alteración en la apariencia externa de la nariz, una dificultad respiratoria o un taponamiento nasal, puede ser necesario modificar la forma del tabique nasal o intervenir en los cornetes para conseguir una mejoría en la respiración. Esta intervención se denomina Rinoseptoplastia.

La cirugía de nariz se interviene generalmente a partir de los 16 años, ya que en esta edad es a la que los huesos nasales han finalizado su crecimiento. Además de este tipo de corrección nasal, existe la rinomodelación o rinoplastia sin cirugía, gracias a la cual podrás conseguir un mejoramiento de la zona de la nariz sin necesidad de intervención quirúrgica.

tipos de rinoplastia

Existen diferentes tipos de cirugía de nariz en función de la zona que se quiera tratar y del motivo del tratamiento. Según la zona tratada, la cirugía puede ser:

  • Punta de nariz: es el tratamiento recomendado para aquellas personas que presentan una nariz con punta redonda, ancha o indefinida. Puesto que esta zona debe guardar una adecuada relación con el dorso nasal, hay pacientes que necesitan una buena y correcta definición y conformación de la punta de la nariz.
  • Rinoplastia completa: se trata del tratamiento más completo, ya que garantiza una correcta remodelación y definición de la forma de la nariz. Al igual que todos los tipos de rinoplastia y rinomodelación, se necesita la previa valoración de un cirujano experto que evaluará al paciente la zona nasal y le aconsejará el tratamiento adecuado para corregir las posibles imperfecciones de la zona. Gracias a este tratamiento completo, se puede reducir el caballete, estrechar la nariz, elevar la punta nasal o incluso reducir las alas nasales, entre otros procedimientos.
  • Rinoseptoplastia: es el tratamiento para corregir el tabique nasal. Especialmente es recomendable en paciente con problemas respiratorios debido a la desviación del tabique, aunque también es común este tratamiento con motivos estéticos.

Por qué realizarse una rinoplastia

Una cirugía de nariz puede realizarse por diferentes motivos. Entre ellos, por motivos estéticos con el fin de corregir la zona nasal y su forma de forma que se adecue de forma estética y armónica con el rostro del paciente. Por otro lado, muchos pacientes buscan realizarse este tratamiento por motivos funcionales -como conseguir una mejor respiración nasal– o reparadores.

¿Cómo es el proceso?

Durante la primera visita, su cirujano estudiará la forma de la nariz que desea obtener el paciente, teniendo en cuenta sus rasgos actuales. Además de asesorar sobre los múltiples factores que intervienen en la operación y sus resultados, incluyendo tabique nasal y cartílago, forma de la cara, grosor de la piel, edad y expectativas.

Se trata de separar la piel de la nariz del armazón del hueso y de los cartílagos para luego darle la forma deseada. Finalmente se vuelve a acoplar encima del armazón nasal. Una vez completada la intervención, se coloca una escayola para ayudar a la nariz a mantener la forma.

Preguntas frecuentes sobre la rinoplastia

¿Qué se puede mejorar en una nariz?

Dependerá del rostro de cada persona, pero se puede mejorar la punta, el dorso, el tabique nasal, si es demasiado grande, si hay problemas de respiración… o todo a la vez. Pero el objetivo no ha de ser la nariz solamente, sino la armonía de todo lo que la rodea.

¿La intervención es la misma en hombres que en mujeres?

No exactamente. Existen pequeñas diferencias entre la rinoplastia femenina y la masculina, tanto en la intervención en sí como en los rasgos que se buscan. Para la mujer una nariz más juvenil, con la punta algo elevada, que suavice y rejuvenezca los rasgos de la paciente. En los hombres se trabaja para conseguir una nariz con una mayor identidad que represente bien la masculinidad del paciente, con una punta más recta.

¿Esta intervención puede realizarse a cualquier edad?

Es importante no llevarla a cabo antes de que el rostro se haya desarrollado completamente, es decir, como mínimo a los 18 años.

¿Es doloroso?

No lo es. En general no se precisan analgésicos.

¿Es doloroso?¿Qué riesgos entraña la operación?

La posibilidad de complicaciones en este tipo de intervención es muy poco frecuente. Puede producirse una infección o sangrado mayor del habitual, una reacción anómala a la anestesia, o pueden aparecer pequeñas venitas en la piel de la nariz que generalmente son transitorias (complicaciones muy raras, pero que pueden aparecer en cualquier intervención quirúrgica).

Aunque no se debe enumerar como complicación, debe saber que aproximadamente un 5% de los pacientes necesitan un pequeño retoque posterior. Esta situación es impredecible en 

¿Podrá el paciente respirar por la nariz?

Los tres primeros días lleva un pequeño taponamiento que obliga a respirar por la boca. Una vez retirado el taponamiento ya se puede respirar por la nariz aunque al principio con cierta dificultad, ya que podrán formarse pequeñas costras internas y existirá una cierta inflamación posquirúrgica inevitable. Al cabo de unos días y con el tratamiento recomendado, el problema se irá solucionando progresivamente.

¿Cuándo se ve el resultado definitivo?

Al retirar el yeso a los diez días, la nariz tendrá una forma correcta y lo suficientemente buena para hacer una vida totalmente normal. Pero el resultado definitivo en lo que a detalles se refiere precisará de un tiempo mayor, por lo general unos seis meses.

¿Se puede tomar el sol?

El sol es perjudicial para las cicatrices, aunque en este caso sólo habría una pequeña en la base de la nariz si la vía de acceso ha sido la abierta. Por consiguiente no tiene una contraindicación específica salvo por el calor que produce que, en los primeros dos meses y por el edema, no será recomendable.

¿Será posible llevar gafas?

Aunque no sea visible, el edema provocado por la operación persiste largo tiempo. Esto se nota usando gafas porque dejan una marca profunda en el punto de apoyo sobre la nariz. No existe una contraindicación, pero sí una recomendación de no llevarlas de forma continuada durante los dos primeros meses tras ser intervenido. Pueden usarse si se va reposando de vez en cuando dejando el tiempo necesario para que la marca se recupere.